Polémica por policía que mató a un ladrón que le intentó robar

El hecho ocurrió el día martes a las 07:30 hs en la localidad de Quilmes en la entrada de la villa “Los Eucaliptos” donde fue encontrado muerto un adolescente de 17 años, y con el correr de las horas se está tratando de establecer fehacientemente que fue lo paso.

Lo que se sabe hasta el momento es que el adolescente intentó arrebatarle el celular a un policía del Grupo Halcón en una esquina y el oficial habría respondido a los balazos. Ahora se investiga si se trató de un caso de “gatillo fácil” o una simple defensa, ya que el joven estaba desarmado.

El policía del Grupo Halcón se presentó al otro día en la comisaría 3 de Quilmes para contar a sus superiores que es lo que había sucedido.

Según su relato, dijo que en el momento del robo vestía su uniforme porque se dirigía a hacer horas adicionales y que se encontraba detenido en un semáforo sobre la avenida La Plata, en su Volkswagen Polo azul, cuando fue sorprendido por dos jóvenes.

Dijo que intentaron sacarle el teléfono celular, por lo que abrió la puerta de su vehículo, se bajó y comenzó a dispararles. Tiró al menos cinco balazos, según las pericias.

El policía no mencionó haber herido a alguno de ellos y sólo indicó que ambos escaparon corriendo. Recordó que enseguida él volvió a su auto y abandonó el lugar.

Por otro lado está el testimonio de los familiares y amigos del delincuente muerto de 17 años, quienes aseguran que fue un caso de gatillo fácil “Lo que pasó con mi hijo fue que un policía lo mató por la espalda, sin piedad. Lo mató como a un perro”, denunció a la prensa, Claudio Enrique (46), padre del joven asesinado.

Agregando “El policía se bajó del auto y lo acribilló. Mi hijo no le robó nada y, aunque lo hubiese hecho, tampoco podía pegarle tiros por la espalda. Mi hijo estaba enfermo pero en ese momento no estaba drogado”.

En el mismo sentido, la madre del joven delincuente expresó “Mi hijo siempre andaba en esa esquina. Más allá de que hubiese robado o no, no tienen derecho a matarlo por la espalda”.

Por otro parte, fuentes policiales indicaron que el joven de 17 años tenía varios antecedentes por robos en la zona, donde asaltaba a los automovilistas que de detenían en los semáforos.

La investigación quedó en manos de la fiscal Karina Gallo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Quilmes, quien dispuso el secuestro del arma reglamentaria del policía y caratuló la causa como “homicidio”.

Por su parte Auditoría General de Asuntos Internos desafectó al policía e inició un sumario administrativo.

Ladrón muerto

Se esperan las grabaciones de las cámaras de seguridad de la zona, que son las que podrían aportar alguna imagen de lo que realmente sucedió, porque el hecho está más que confuso.