Nuestra solidaridad con Ignacio González Prieto tras lo que le tocó vivir

Una vez más tenemos que escribir una nota para solidarizarnos con un trabajador de prensa que fue víctima de la intolerancia de unos pocos que no quieren que los argentinos vivamos en paz.

Y es que los intolerantes vuelven una y otra vez y con distintas acciones no dejan de sorprendernos con su accionar que busca la discordia y que quienes son agredidos reaccionen de la misma forma para que se generan más enfrentamientos.

Esta vez la noticia llega desde la localidad de Bernal, en el sur del Gran Buenos Aires, pegadito a Quilmes, donde el periodista Ignacio González Prieto estaba realizando un cobertura periodística en vivo en la mencionada zona.

Pero mientras Ignacio González Prieto estaba saliendo al aire en el lugar de los hechos, desde un camión le arrojaron una botella, que de milagro no impactó sobre la humanidad del trabajador de prensa.

En la captura que acompaña esta nota y que fue tomada de la transmisión en vivo, se puede observar el momento en que la botella pasa a centímetros de Ignacio González Prieto.

Luego del lamentable hecho el propio periodista llevó tranquilidad a sus seres queridos y seguidores, cuando en la red social Twitter publicó un tuit que decía “Gracias a todos los que llamaron. Estamos todos bien. Estábamos saliendo al aire y nos tiraron una botella desde un camión en #Bernal en vivo”.

Desde este lugar le enviamos nuestra solidaridad al periodista Ignacio González Prieto y a todos aquellos trabajadores de prensa que día a día viven la intolerancia de los demás.

Ya que una cosa es no estar de acuerdo con un medio periodístico o con algún periodista en particular y otra muy diferente arrojarle una botella sabiendo que, más allá del daño que se puede ocasionar, se está enviando un mensaje de intolerancia que no debemos permitir.

ignacio-gonzales-prieto-tuit-botella-completo

Creíamos que este tipo de cosas se habían terminado en la Argentina, y es necesario que todos desde nuestro lugar nos llamemos a la reflexión y condenemos estas acciones que no son buenas para nadie.