Nuestra solidaridad con Baby tras los lamentables hechos del día de hoy

Una vez más en este portal de noticias tenemos que escribir una nota para solidarizarnos con Baby Etchecopar quien sufrió un tremendo momento mientras hacia su programa de radio este jueves.

Y es que en horas del mediodía un sujeto burló la seguridad de Radio 10 y amenazó de muerte a Baby Etchecopar, a un columnista y una productora.

Todo sucedió sin advertencia previa y los lamentables sucesos pudieron haber llegado a mayores si el hombre que estaba fuera de si seguía con su plan.

El hombre que hizo vivir este mal momento a Baby Etchecopar y su grupo de trabajo es un taxista de 72 años que fue identificado como Ricardo José Mitidieri, llegó hasta la radio en Palermo y se coló en el edificio pidiendo por Baby, luego de haber golpeado los vidrios del estudio que da a la calle y en que se estaba emitiendo “El ángel del mediodía”.

Tras el episodio, Etchecopar contó que su agresor gritaba: “’Yo soy taxista y este facho hijo de put… lo voy a matar’. Después dijo que su hija trabajó conmigo como locutora en 2002 y que la maltraté. Todo mentira”, relató.

“Se sacó la dentadura y se la tiró a mi productora -continuó Baby-. ‘Hoy mato a alguno porque quiero ir preso y que el Estado me mantenga’, gritaba. Hice la denuncia y ya está preso. Si hubiese ido por la hija podría haber pasado antes, si esto supuestamente ocurrió hace 18 años”, explicó el conductor.

Para finalizar, Etchecopar cerró con una acusación: “Hay una persecución a los que no pensamos igual. Tuve dos años de escraches en los teatros. El fascismo vuelve y te empiezan a perseguir. Esto estuvo armado por los taxistas K. De hecho hoy me llamaron y me avisaron”.

Cabe mencionar que si el taxista tenía un problema personal con Baby, desde hace 18 años, lo podría haber conversado antes, como bien señala el conductor. Y llama mucho la atención que justo en estos momentos un loco suelto intente llegar hasta Baby con el fin de agredirlo.

Desde este lugar le enviamos nuestra total apoyo y solidaridad a Baby Etchecopar y a todos aquellos que a diario son víctimas de la intolerancia de los Kirchneristas que parece que en esta oportunidad regresan con el fin de hacer callas voces opositoras, sea de la manera que sea.