Navarro colgó un video de gente cantando contra Macri, pero…

El periodista ultra Kirchnerista, Roberto Navarro a un asiduo escritor en la red social Twitter donde no solo coloca mensajes contra el Presidente Mauricio Macri, sino que también hace lo mismo con videos y fotografías.

Como parece que Roberto Navarro tiene mucho tiempo libre desde que fuera despedido del canal de noticias C5N, ahora se dedica a juntar material de toda clase y colgarlo en la red social del pajarito con el fin de atacar al Presidente.

En esta ocasión, Roberto Navarro colgó un video de usuarios de la línea D del subterráneo y lo tituló “Subte D, recién. Se están enojando”.

Y cuando se le da play al video se puede ver a cientos de personas que están en el andén del subte, porque el subterráneo se encontraba detenido, entonces los pasajeros bajaron.

Luego se observa como un grupo de nomas de 10 personas comienzan a cantar en contra del Presidente, “Mauricio Macri la p…q te parioooo”.

Pero el detalle del video que colgó Roberto Navarro es que esas 10 personas, tal vez activistas, no lograron su cometido ya que las casi 400 personas restantes que estaban en el andén no se sumaron al cántico contra el Presidente, sino que miraban a los 10 que cantaban, como si fueran bichos raros que no se sabe de donde salieron.

Así que los canticos contra Macri, no generaron el efecto deseado por los 10 ruidosos cantores, ya que nadie más se les sumó a la consigna.

Se desconoce aun que motiva a Roberto Navarro a colgar un video donde de 400 personas, solo unas 10 están cantando contra Macri y el resto los mira raro o directamente los ignora, dejando a esos que cantaban totalmente solos.

Si se hace una rápida cuenta, solo el 2.5% aproximadamente de la gente que estaba demorada por que el subterráneo no salía es la que se puso a cantar. Pero esto es motivo de festejo para Roberto Navarro quien parece que no tiene mucha tela para cortar para criticar al Presidente

Y bueno, el periodista en esta etapa como desocupado se entretiene con lo que tiene a mano, aunque la realidad le demuestre que las cosas no son como él cree verlas.