Maradona fue contra Susana y le salió todo mal

Los líos entre Susana Giménez y Diego Maradona comenzaron en Junio del 2017 cuando la diva de los teléfonos entrevistó en su programa de TV, a Claudia Villafañe.

Instantes antes de que se iniciara el envío televisivo, tanto Susana Giménez como Claudia Villafañe fueron notificadas de una medida cautelar dictado por un juez para que “se abstengan de nombrar, exhibir, difundir o divulgar datos, informaciones o imágenes vinculadas a la intimidad, honor y privacidad del niño(por Dieguito Fernando) y Diego Armando Maradona”.

Básicamente lo que intentaba Diego Maradona con ésta medida cautelar era que no se lo nombrara a su hijo ni a si mismo durante la entrevista que iban a mantener Susana Giménez y Claudia Villafañe.

Pero la diva de los teléfonos no hizo caso a la medida cautelar, tal vez por desconocimiento de la medida, y cuando habló con Claudia Villafañe se refirieron a todos los temas libremente. Ya que hacer un entrevista de esa naturaleza y no hablar libremente es casi imposible.

Entonces Susana Giménez y Claudia Villafañe fueron imputadas por el delito de “desobediencia” y todo terminó en la justicia.

Y en el día ayer, el juez que entiende en la causa decidió sobreseer a Susana Giménez del mencionado delito por entender que “lejos de herir el honor o la intimidad del Sr. Maradona”, la diva “se expresó a su respecto en un tono, cuanto menos, de cordialidad, y puso en conocimiento la relación de amistad que une a ambas personalidades”.

Agregando en su fallo “Vale la pena reiterar que no se aprecia por parte de la conductora televisiva la profusión de expresiones que pudieran menoscabar la intimidad, honor y privacidad del pretenso damnificado, pues todos aquellos comentarios realizados acerca de su persona fueron efectuados en el marco de la entrevista a quien fue su esposa durante años, siempre a través de interrogantes y preguntas para que la Sra. Villafañe responda y se exprese acerca de sus experiencias personales y cuestiones que hacen a situaciones que ella misma transitó y que tenían que ver con su vida”.

De esta forma, Diego Maradona no pudo salirse con la suya, primero al intentar poner un bozal legal tanto a Susana Giménez, como a Claudia Villafañe, ya que durante la entrevista en el 2017 hablaron de todos los temas libremente.

Y por último al ser sobreseída la diva de los teléfonos, al entender el juez de la causa que no se daño el honor y la privacidad del ex astro del fútbol mundial.

Así que diego Maradona no logró nada y solo gasto dinero en abogados, y perdió tiempo, que es lo más valioso que tiene un ser humano.