Macri hace justicia con los militares que fueron ensuciados por Cristina Kirchner

Cuando la ex Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner gobernaba los destinos de la patria tuvo la pésima idea de ordenar a la por entonces Ministra de Defensa, Nilda Garré que cometiera una acto de soberbia e injusticia y meta mano en los altos mando militares.

Y es que en el 2010 se decidió que una veintena de militares de alto rango jamás sean ascendidos y en algunos casos fueran separados de sus cargos simplemente por tener lazos de sangre con otros oficiales que estuvieron implicados en violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura militar.

La medida que vino a caer como un verdadero balde de agua fría en las Fuerzas Armadas pudo llevarse adelante en su momento porque la Argentina era gobernada por un gobierno populista que quería quedar bien con un grupo minúsculo de la población que odia todo aquello que tenga un uniforme.

Es por eso que un grupo seleccionado de militares de alto rango se vio imposibilitado de ascender en su carrera y otro grupo directamente fue separado de la fuerza por ser “portadores de apellido”.

La medida dispuesta por la entonces Presidenta, Cristina Kirchner, y ejecutada por la Ministra Nilda Garré no tenía ni pies ni cabeza, pero así y todo se la concretó.

Pero nada es para siempre, y en acto de verdadera justicia, el actual Gobierno de Mauricio Macri determinó declarar ilegítima aquella resolución (1581) que castigo a un grupo de militares por el solo hecho de ser “portadores de apellido”.

Como pasó el tiempo y algunos de ese grupo de militares injustamente castigados ya pasaron a retiro, se determinó sus ascenso retroactivos y otorgarles una suma de dinero a modo de reparación monetaria.

El pasado viernes el Ministro de Defensa Oscar Aguad firmó la resolución 1414 que deja sin efecto la disposición de Garré, establece la indemnización para el personal militar retirado y la compensación en dinero de la “diferencia de los haberes que les hubiera correspondido percibir hasta el dictado de la presente, según se expresa en la mencionada resolución.

En el mismo sentido el Ministro Aguad dijo en declaraciones a la prensa “Es una reivindicación ante una injusticia, como lo fue dejar afuera a miembros de las Fuerzas Armadas por su apellido. Una muestra del populismo del anterior gobierno, que tomaba decisiones sólo para quedar bien con sus votantes”.

De esta forma el Gobierno de Mauricio Macri llevó adelante un verdadero acto de justicia para dejar sin efecto la descabellada resolución que Nilda Garré firmó solo por orden de quien en el 2010 era su jefa, la ex Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner.