La increíble justificación sobre su patrimonio que dio un sindicalista millonario

“Últimamente vienen perdiendo mucho los compañeros”, se escucha decir en las reuniones de los sindicatos, cosa que es una gran verdad.

Y es que desde hace un tiempo la justicia puso la lupa sobre el patrimonio y negociados que se venían realizando en varios sindicatos, que incluían actos extorsivos a empresarios sobre todo en el sector de la construcción y el marítimo.

Como consecuencia del accionar de la justicia varios sindicalistas, verdaderos pesos pesados, están ya tras las rejas en espera a que de decida su destino procesal.

En el mismo sentido, cuando se realizaron allanamientos en los domicilios de los sindicalistas detenidos se encontraron cuantiosas sumas millonarias de pesos, dólares y euros y hasta armamento de guerra.

Es por eso que en todos los sindicatos, sobre todo en aquellos donde sus líderes tienen la cola sucia, se encendieron las alarmas ya que la justicia sigue a paso firme y raudo investigando movimientos y patrimonios de sindicalistas de varios gremios sospechados.

Y uno de los sindicalistas que está sospechado es, Carlos Quintana, el titular de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) seccional Buenos Aires, quien en un reportaje brindado al diario La Nación dijo no tener miedo alguno de que vengan por él, ya que puede justificar sus bienes y sus acciones.

“Hace 32 años vivo en la misma casa, no tengo autos de alta gama, no tengo casas en country”, afirmó. “Si quieren saber de dónde saqué la plata: yo en 1996 me saqué el Loto y gané cerca de tres millones de dólares”.

Resultó ser hombre de suerte el sindicalista, Carlos Quintana, ya que según sus palabras, más allá de estar en el mencionado gremio desde 1985, tuvo la suerte de ganar el “Loto” y embolsar nada más ni nada menos que casi 3 palos verdes.

Claro está que los dichos de Carlos Quintana son muy fáciles de comprobar ya que bastaría con ir a los registros de la Lotería Nacional, que es la entidad que administra el juego de azar en Argentina, y comprobar si allá por año 1996 un tal Carlos Quintana se gano el Loto.

Lo curioso es que, aun sacándose el Loto y contar con 3 palos verdes, el hombre no se mudo a una casita un poco más cómoda que la que habita hace 32 años. Y otra cosa que llama la atención ¿Cómo es posible que alguien que gana es suma millonaria de dinero, siga trabajando al frente de un gremio en vez de descansar por largos años?