Juan Darthés se acaba de ir del país

La primicia la acaba de dar la gente del noticiero “Buenos Días América” que conduce el periodista, Antonio Laje, y la misma da cuenta que el actor Juan Darthés se acaba de ir del país.

A las 6 de la mañana partió desde Rosario el vuelo que dejará a Juan Darthés en San Pablo (Brasil) y quienes vieron al actor en el aeropuerto confirmaron que estaba acompañado de sus dos hijos y de un tercer hombre, quien sería presumiblemente su abogado.

En el video que acompaña esta nota se puede ver el informe de la gente de “Buenos Días América” donde muestran las fotografías que le hicieron llegar algunos testigos de la salida de Juan Darthés de la Argentina.

Una señora le tomó una fotografía de frente al actor, quien esbozo una leve sonrisa y saludó con la mano, tal vez a modo de despedida.

Quienes vieron a Juan Darthés en el aeropuerto de Rosario coincidieron que el actor estaba tranquilo, como habitualmente lo está, y siempre estuvo acompañado por sus dos hijos y un tercer hombre.

En el día de ayer en las redacciones de los diarios había surgido la noticia que daba cuenta que era inminente la salida de Juan Darthés de la Argentina, pero no sabía exactamente que día se iría ni cuál era su destino final.

De esta forma se confirma que el actor en pocos minutos más estará tocando suelo Brasileño, más precisamente en la ciudad de San Pablo.

No se sabe aun si Juan Darthés se instalará en San Pablo o se trata de una escala en un vuelo hacia un destino más lejano.

La decisión del actor de irse de nuestro país obedece a la denuncia que realizara en su contra la actriz Thelma Fardin, ya que como se montó todo un show sobre el tema, era prácticamente imposible que Juan Darthés pudiera caminar tranquilo por la calle.

Y es que los medios de comunicación condenaron al actor de entrada tras conocerse la denuncia de Thelma Fardin y el actor no tenía un segundo de paz, por lo que seguir en Argentina no era lo más recomendado.

Seguramente desde Brasil, o donde se instale, Juan Darthés podrá dedicarse a defenderse de las duras acusaciones de los últimos días y en un marco muchos más tranquilo que si se quedaba en nuestro país, donde toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario, salvo en los medios de comunicación.