El hermoso destino que el Gobierno le dio al dinero de la valija de Antonini Wilson

Más de 10 años después de que se conociera el escándalo de la “Valija de Antoni Wilson”, se pudo cerrar un capítulo en la historia judicial argentina con un final feliz, ya que se le dará un buen uso a los 790 mil dólares que intentó ingresar al país el mencionado ciudadano Venezolano.

El hecho, que conmovió a la sociedad argentina, ocurrió el 4 de agosto de 2007, en coincidencia con la campaña de la entonces candidata a presidenta Cristina Fernández de Kirchner y, también, de un referéndum impulsado por el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez, para modificar la Constitución y habilitar su reelección.

Ese día las autoridades de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) detuvieron en el aeroparque metropolitano Jorge Newbery, al empresario venezolano, Antonini Wilson, cuando éste pretendía ingresar al país con esa suma de dinero, que no había declarado ante las autoridades.

Cabe recordar que Antonini Wilson venía procedente de Venezuela en un vuelo contratado por el Estado Argentino, y cuando pasó por la aduana le detectaron en una valija los $790.000 dólares y fue inmediatamente detenido y puesto a disposición de la justicia.

Pasaron más de 10 años y mucha agua bajo el puente, hasta que la justicia argentina de la mano del juez Yadarola, le encomendó a la Jefatura de Gabinete, Marcos Peña, que estableciera “el mejor destino en términos de utilidad pública para que la suma de dinero decomisada” de la causa pudiera “reparar, en alguna medida, el daño causado a la sociedad con motivo del suceso objeto de pesquisa”.

Entonces el jefe de Gabinete determinó que el dinero será utilizado por el Ministerio de Desarrollo Social -encabezado por Carolina Stanley- para la construcción de dos Espacios de Primera Infancia, conocidos como EPI.

De ésta forma el jefe de Gabinete, Marcos Peña, avaló la construcción de un Centro de Primera Infancia en Tafí Viejo, Tucumán, y otro en Oberá, Misiones.

Según informaron a Télam fuentes oficiales, la obra de Tafí Viejo se realizará en un predio cedido por la Agencia de Administración de Bienes del Estado, que firmará un acuerdo de cesión de uso precario con la Asociación Civil ‘Mica para los Niños‘, a cargo de Mercedes del Valle Medina.

En tanto, la obra en Oberá -cuyo subsidio fue otorgado en diciembre pasado- ya comenzó en los primeros días de este año en un terreno en Villa Bonita, a partir de un convenio firmado con la Asociación Civil Comedor y Guardería Infantil Pamperito, a cargo de Ana Méndez.

Realmente es un saludable y hermosa decisión la tomada por parte del Juzgado Nacional en lo Penal Económico Nº 2”, cuyo titular es Pablo Yadarola, y por el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, que demuestra que no todo está perdido y que se pueden hacer las cosas como corresponde.

Y esto marca un antecedente digno de imitar por otros magistrados que tienen en sus juzgados causas millonarias y en las mismas se secuestraron sumas de dinero siderales de dudoso origen, que bien pueden servir en el futuro para obras de caridad y que de alguna forma ese dinero vuelva al pueblo que más lo necesita.