Gran gesto de diputada de Cambiemos en su momento más delicado

Cuando todavía muchos legisladores se creen que tiene coronita o derechos por sobre el ciudadano común, la diputada por el espacio Cambiemos, Aida Ayala tuvo un gesto que la enaltece en un momento sumamente difícil para ella.

Y es que la diputada de Chaco recibió un durísimo golpe de parte de la justicia de su provincia, ya que el viernes la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia confirmó el procesamiento de la legisladora por lavado de dinero.

Ante el procesamiento con prisión preventiva sobre Aida Ayala, es inminente la detención de la diputada por lo que irremediablemente irá presa hasta que su situación se esclarezca.

Y hablamos de una acto que enaltece a la diputada Aida Ayala, ya que le legisladora decidió no ampararse en los fueros que tiene como diputada y así evitar ir a la cárcel, sino que por el contrario pidió su propio desafuero para enfrentar sin ningún tipo de privilegio los cargos de los que se acusan.

“Solicitaré a mis pares en la Cámara de Diputados de la Nación que resuelvan de inmediato la suspensión de mis fueros y me permitan ponerme a disposición de la Justicia. No me escudaré en los fueros parlamentarios, esclareceré los hechos y mi falta de responsabilidad en el lugar que corresponde”, anunció Aida Ayala en un comunicado difundido por el bloque de legisladores de la UCR.

Agregando “Con el propósito de cumplir el compromiso político que me une con la gente que represento y lo que ha sido una práctica en mi vida política, manifiesto públicamente que solicitaré a mis pares en la Cámara de Diputados de la Nación que resuelvan de inmediato la suspensión de mis fueros y me permitan ponerme a disposición de la Justicia. No me escudaré en los fueros parlamentarios, esclareceré los hechos y mi falta de responsabilidad en el lugar que corresponde: los tribunales de justicia”.

Sin duda la diputada Aida Ayala sabe que al pedir su propio desafuero irá irremediablemente presa mientras dure el proceso judicial en su contra, pero aun pudiendo esconderse en el Congreso, opta por tomar la saludable decisión de ir a la justicia como cualquier hijo de vecino.

El gesto de la diputada Aida Ayala es para destacar en tiempos en que se está discutiendo si se le quietan a los fueros a Cristina Kirchner quien se aferró a los mismos con tal de no ponerse a disposición de la justicia por temor a ir presa. Y creyendo que por ser Senadora tiene más derecho que cualquier ciudadano común.

Desde este lugar felicitamos a la diputada por Chaco, Aida Ayala por su gran gesto, y esperamos que sea imitado por otros legisladores cuando les llegue el turno de tener que responder ante la justicia, y que piensen que todos, absolutamente todos somos iguales ante la ley.