Apareció la foto del juez que procesó a Chocobar, que te dejará helado

La sociedad argentina se conmovió con el asalto al turista estadounidense ocurrido en el barrio de La Boca, donde la víctima recibió 10 puñaladas.

Días después nos enteramos que un valiente policía como es Luis Chocobar había perseguido y dado la voz de alto a uno de los delincuentes al que le disparo y posteriormente el malhechor falleció.

Como suele suceder muchas veces con justicia argentina que parece más “el reino del revés”, en lugar de condecorar y ascender al valiente policía, Luis Chocobar, éste terminó preso acusado de homicidio y con un embargo de $400.000 dictaminado por el juez que entiende en la causa.

Y la semana pasada nos enteramos que la sala VI de la Cámara del Crimen falló en contra del policía, Luis Chocobar por lo que sigue procesado e imputado por el delito de “homicidio en exceso de legítima defensa” por haberle disparado a un ladrón, que cabe recordar huía luego de apuñalar 10 veces, junto a un cómplice, al turista norteamericano.

Se cambió la calificación legal por la de “homicidio agravado por la utilización de arma de fuego en exceso del cumplimiento del deber”. Con lo que la situación judicial de Luis Chocobar se agravó tremendamente.

Quienes tomaron esta determinación fueron los jueces Rodolfo Pociello Argerich, Mariano González Palazzo y Marcelo Lucini.

Y en el día de hoy, tal como si se tratara de una novela de terror, apareció la foto de uno de los camaristas, el Juez Rodolfo Pociello Argerich, que seguramente hará que se entienda un poco más porque la justicia argentina, en algunos casos, está pata para arribas.

En la imagen que acompaña esta nota, se lo puede ver al juez Rodolfo Pociello Argerich saludando afectuosamente al Papa, en una visita que realizó al Vaticano en el 2016, junto a otros  jueces.

En aquel momento se informó que el grupo de jueces fue a visitar al Papa para tratar las preocupaciones compartidas por los presos y su reinserción social. Asimismo, se conversó sobre las exigencias de las tareas cotidianas de los jueces y el desafío de valorizar la dignidad humana, tanto de los privados de la libertad como de las víctimas.

El rompecabezas se puede ir armando con algunas piezas, Papa-Kirchnerismo – Jueces Garantistas – Delincuentes en la Santa Sede- Defensa de los delincuentes- Degradación de las fuerzas de seguridad , etc. etc. etc.

Y todo parece cerrar perfectamente, para la mala suerte del valiente policía Luis Chocobar cuya causa cayó en manos de jueces como Rodolfo Pociello Argerich que parecen defender los derechos de asesinos y delincuentes en lugar de las víctimas o de quienes no hacen otra cosa que cumplir con su deber.

El juez Rodolfo Pociello Argerich con el Papa.

Seguramente la carta que recibió de parte del Papa, la dirigente social Milagro Sala, nunca sea enviada a Luis Chocobar, porque el Sumo Pontífice no defiende a la buena gente, eso está más que claro, y recibe a jueces que, en muchos casos, sienten un amor enorme por los que cometen delitos a los que consideran víctimas de un sistema que genera desigualdad social.