Empleado recibe su merecido por ingrato y desagradecido

La noticia llega desde la provincia de Córdoba y muestra como un joven recibió su merecido por ingrato y desagradecido con quien le dio una oportunidad laboral.

Todo transcurrió en una panadería del barrio Poeta Lugones, en Córdoba Capital, donde un joven trabajaba como empleado y tenía una pésima relación con su patrón.

Los días transcurrían con calma y las tareas en la panadería se seguían haciendo, ya que el dueño de la panadería no tenía en cuenta la mala relación con su empleado, y lo mantenía en su puesto de trabajo.

Hasta que hace un par de días todo cambiaría para el joven empleado quien no tuvo mejor idea que grabar un mensaje de Whatsapp para sus compañeros donde se burlaba de su jefe y encima contaba el apodo que le había puesto a su patrón.

Pero el empleado no se dio cuenta y envío el mensaje directamente a su jefe quien no solo escuchó el audio donde se burlaban de él, sino que además advirtió que su propio empleado lo tenía agendado como “HDP”.

Esto fue mucho para el dueño de la panadería, quien no solo se había comportado bien al darle trabajo al joven, sino que además a pesar de la mala relación que tenían le conservó el empleo.

Y como todo tiene un límite, el patrón decidió que ya era mucho lo que había hecho por este empleado y lo echó.

Luego de ser despedido, el empleado habló con un diario local y dijo “Las cosas no venían bien entre nosotros y por eso lo había guardado así. Lo hice porque estaba enojado con él porque no me facilitaba un dinero que yo quería y venía tensa la cosa porque habíamos discutido y estaba enojado”, a modo de justificación.

Este caso es una muestra más de porque muchos empresarios y dueños de negocios se resisten a tomar empleados, ya que una vez que le dan una mano, luego estos les pagan mal.

Esperamos que el caso se viralice y pronto en toda la argentina se conozca cómo actúan estos sujetos, a los que muchos empresarios dudarán antes de darle una oportunidad laboral, y mucha con razón.