Empleado municipal atiende al público con remera de Macri con tiro en la frente

El hecho ocurrió la semana pasada en la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe, donde una señora que fue a hacer un trámite a la municipalidad fotografió al empleado que la atendía, cuando éste vestía una remera con un dibujo del Presidente Mauricio Macri, con un tiro en la frente.

En la imagen que acompaña esta notas se puede ver que la remera de algodón blanca que lleva puesta el empleado municipal tiene una dibujo de Mauricio Macri, con un círculo rojo en la frente y detrás de la cabeza una gran mancha de sangre, simulando que el Presidente recibió un tiro en la cabeza.

El hombre que llevaba la remera de Mauricio Macri con un tiro en la frente, trabaja en un centro de recarga del Ente de movilidad y su imagen fue viralizada en las redes sociales mientras trabajaba en el Centro Municipal del Distrito Sur.

Fue tal la dimensión que tomo la foto de este empleado, que la intendenta de Rosario, Mónica Fein, salió a repudiar el hecho y dijo que el municipio elevará una sanción por el agravio.

“A partir de la imagen que comenzó a circular en la jornada de hoy de un empleado del ENTE de la Movilidad en el Centro Municipal de Distrito Sur Rosa Ziperovich, desde la Municipalidad de Rosario manifestamos nuestro más profundo repudio ante cualquier expresión violenta y antidemocrática. El ENTE evaluará las sanciones pertinentes”, expresó la funcionaria.

En el mismo sentido, la intendente de Rosario aclaró que el hombre no pertenece directamente a la Municipalidad, ni es empleado directo de la misma, pero aseguró que tomarán medidas para que estos hechos, además, no se vuelvan a repetir en el futuro.

“Si bien los empleados del ENTE no son empleados municipales, dialogaremos con dicho organismo para evaluar conjuntamente cuales son las medidas a seguir. No podemos permitir este tipo de actitudes en un funcionario público”.

Desde éste lugar expresamos nuestro más absoluto repudio a este lamentable hecho, y condenamos la actitud de quien atienen al público con una remera de una persona con un tiro en la frente, más allá que sea un personaje público o uno anónimo.

Ya de por sí, solo una mente enferma puede hacer una remera de una persona con un tiro en la frente, pero siempre hay alguien más enfermo que la compra y se la coloca. Y si encima atiende al público es lógico que la intención de esta persona es que la mayor cantidad de gente reciba el mensaje que ella porta.