Detuvieron a Alberto Samid

La noticia llega desde Belice y da cuenta que a última hora del viernes, hora local, la policía detuvo al empresario argentino, Alberto Samid.

La información sobre la detención de “El Rey de la Carne” llegó a la argentina alrededor de las dos de la mañana y fue publicada en el diario más importe de Belice, “Breaking belize news”, donde dan cuenta que Alberto Samid fue apresado en la zona de San Pedro, Ambergris Caye.

En el mencionado diario hablan que la captura del empresario argentino de la carne estuvo en manos de la policía de Belice quien siguió un alerta roja de parte de la Interpol.

También menciona la gente de “Breaking belize news” que están a la espera de la información oficial de parte de la policía de su país. Esto es tener una copia del reporte oficial que se realiza en estos casos.

La información es muy reciente ya que en Belice tienen tres horas menos que en nuestro país y al momento de escribir este nota (06:40hs. de Argentina) se desconoce en que dependencia policial fue alojado Alberto Samid.

Se cree que en las próximas horas las autoridades de Belice aceptarán el pedido de extradición que emitirá la justicia argentina, y que será tramitado vía cancillería, por lo que es muy probable que “El Rey de la Carne” sea trasladado hasta nuestro país, ya en calidad de detenido.

Una vez que llegue a la Argentina, Alberto Samid seguirá detenido, y no por el juicio que todavía no tiene veredicto y que lo tenía como principal acusado de haber sido el jefe de una asociación ilícita, sino por haberse fugado. Ya que si el hombre se quedaba y era hallado culpable en el mencionado juicio, la condena efectiva habría tardado años en concretarse.

De esta forma, un viernes por la noche en las hermosas playas de Belice termina la historia de fuga de “El Rey de la Carne”, quien llegó hasta el Caribe escapando de la justicia argentina, pero no pudo escapar de la Interpol.

alberto-samid-preso-captura-completa

Tal vez Alberto Samid pensó que fuera de Argentina estaría seguro en un escondite, pero se olvidó que el mundo funciona en forma global y que las policías del planeta están en permanente comunicación.