Ascenderán a los policías que fueron increpados por un juez garantista

En el día de ayer dábamos la noticia de los sucedido en Mar del Plata cuando dos policías estaban realizando un procedimiento y fueron increpados por un juez garantista que los amenazó con hacerlos echar de su trabajo si continuaban con su accionar.

Los hechos que hacemos mención se sucedieron en horas de la mañana cuando integrantes del Comando de Patrullas de Mar del Plata intentaron identificar a “un sospechoso con intenciones de robo” en la intersección de las calles Alberti y Güemes, frente a una sucursal del Banco Francés.

En momentos en que dos policías van hacia un sujeto, que vestía campera roja, con el fin de hacer averiguación de antecedentes y de esta forma evitar un posible atraco, fueron atacados a golpes de puño y patadas por otra persona.

La primera persona sospechosa (de campara roja) escapa, mientras que el agresor es reducido por personal policial quien procedió a colocarle las esposas. La persona fue identificada como Claudio Spinelli, y se trata de un abogado marplatense.

Según el relato de los policías, en medio del procedimiento una persona que dijo ser juez intentó evitar la detención y amenazó a los oficiales con que los echaría de la fuerza.

Se trata de un juez, de los garantistas, que a toda costa quería evitar que el hombre que estaba en el piso y esposado terminara en la comisaría.

Uno de los oficiales reacciona ante la actitud del juez garantista y le dice “¿Y usted es juez? Usted es una vergüenza para la Nación si es juez. Maleducado, corrupto, usted no tiene vergüenza si es juez, retírese. ¿Encima me quiere hacer echar de la policía? Váyase, delincuente, usted no merece ser juez”.

La persona que invocó su carácter de juez de la Nación fue identificada como Humberto Omar Noel, quien efectivamente es titular del Tribunal Laboral N° 2 de Mar del Plata.

Y hay que destacar que los policías de nombres Héctor Gutiérrez y Daniel Salerno no se dejaron intimidar por las amenazas del juez garantista y continuaron con el procedimiento hasta que el agresor fue llevado a la comisaría.

Por la valiente actitud de los dos policías es que el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires decidió ascenderlos al cargo superior.

Por lo que los dos agentes de policía pasarán a ser tenientes primero en una clara demostración de que en la Argentina se premia a aquellos que, a pesar de todo, hacen bien su trabajo.

Las autoridades valoraron que a pesar de haber sido atacados por un juez que los amenazó con dejarlos sin trabajo, los efectivos siguieron con su trabajo y cumplieron con el procedimiento que estaban realizando. El jefe de la Policía, Fabián Perroni, se comunicó con ellos para respaldarlos e informarles la novedad.