A Sylvestre lo dejaron pagando con el ARA San Juan

Como es de público conocimiento, el día 17 de este mes fue encontrado el submarino ARA San Juan, justo cuando se cumplían un año y un día desde que desapareció.

Y como siempre sucede con hechos como fue la desaparición del ARA San Juan con sus 44 tripulantes a bordo, se uso con fines políticos de parte de la oposición para intentar llevar agua para sus molinos y desacreditar al actual Gobierno de Mauricio Macri.

Y uno de los periodistas que metió la pata feo, fue Gustavo Sylvestre, que justo cuando se cumplía una año de la desaparición del mencionado submarino, hizo un durísimo editorial hablando de la inoperancia del Gobierno para encontrar al ARA San Juan.

Claro está que los objetivos de Gustavo Sylvestre quedaron truncos, ya que dos días después de su duro y malintencionado editorial, se encontró al ARA San Juan, y muchos todavía está esperando las disculpas y aclaraciones públicas de parte del periodista, que quedó pagando.

En el video que acompaña esta nota se puede ver a Gustavo Sylvestre diciendo “Hoy se cumple un año de la desaparición del submarino ARA San Juan envuelto en las mentiras del Gobierno, en el encubrimiento, en las contradicciones, en las marchas y las contramarchas entre la Armada y el poder político, la ineficiencia y la inoperancia del Ministro de Defensa, Oscar Aguad que no pegó una”.

“Que hasta anoche siguió diciendo barbaridades, confundiendo información que no maneja absolutamente nada y que de esto realmente se ve que entiende muy poco”.

“44 Olvidados por el Gobierno de Mauricio Macri. Nosotros no los olvidamos y acompañamos a los familiares cuando se tuvieron que encadenar en la Plaza de Mayo para apurar a este Gobierno insensible a que se dedique a buscarlos”.

“¿Porqué no encuentran al submarino? ¿Que se esconde detrás de un submarino que había tenido muchas advertencias de que no estaba en condiciones de navegar? Había avisos previos de las condiciones en las que se encontraba, denunciados muchas veces por los propios familiares que fueron marcando el rumbo de la investigación. Porque si no hubiera sido por los familiares de los 44 tripulantes ya nadie se acordaría del submarino San Juan”. Concluyó Gustavo Sylvestre.

Metidas de pata hay muchas, y ningún trabajador de prensa está exento de cometerlas alguna vez. Pero cuando todo se hace con mala intención y luego uno queda pagando, como le pasó a Gustavo Sylvestre lo más racional es pedir las disculpas del caso y explicar porque se actuó de esa manera.