Se le cayó el relato a Gerardo Romano por una foto del pasado

El actor Gerardo Romano es ultra Kirchnerista y cada vez que tiene un micrófono enfrente se despacha a gusto criticando al actual gobierno y hasta el mismísimo Presidente Mauricio Macri.

Como todo Kirchnerista, Gerardo Romano se pone el casete y tiene un “relato” bien armado sobre lo que tiene que decir, que básicamente consta de dos ejes: todo lo bueno que hizo el Kirchnerismo y la libertad que había antes y todo lo malo que está haciendo Mauricio Macri, que es la dictadura.

Y en una ocasión en el año 2015 llego a comparar a Mauricio Macri con Hitler cuando expresó “Podría llegar a votar a Sergio Massa, pero jamás a Macri. Podría llegar a votar a Margarita Stolbizer, pero no a Macri. Es como si se presentara Hitler nuevamente en Alemania”. “Para mí, que un pobre vote a Macri es como que un Judío vote a Hitler”.

Fiel a su estilo Kirchnerista, el actor ama la libertad de la que gozábamos con Néstor y Cristina Kirchner y detesta a los militares y todo lo que tenga “uniforme”, ya que el uniforme representa para todo buen Kirchnerista todo lo que sea “represión”, “dictadura”, “genocidio”, “coartar las libertades individuales”, etc.

Pero el “relato” se le cae y se hace añicos cuando aparecen fotos del pasado como la que acompaña esta nota donde en el año 2014 se lo puede ver a Gerardo Romano participando del Tedeum del 25 de Mayo al lado del entonces Jefe del Ejército, César Milani.

En la fotografía se puede ver que Gerardo Romano y César Milani comparte el mismo banco en la Catedral de Buenos Aires, separados por apenas dos personas, y ambos están escuchando atentamente al cardenal Mario Poli.

Que el protagonista de la obra teatral “Un judío común y corriente” esté sentado en el mismo banco que el Jefe del Ejército de ese entonces durante un Tedeum en la Catedral de Buenos Aires muestra que en el Kirchnerismo “hay de todo como en botica”.

Nos podemos preguntar ¿En que quedamos? Si para los Kirchnerista los militares son mala palabra y fueron los responsables de muchas cosas malignas, entonces ¿Cómo es posible que Gerardo Romano compartiera banco con César Milani?

Desde otro lugar nos preguntamos ¿Entonces algunos militares son amigos para los Kirchneristas? Porque cuando fue tomada la fotografía del Tedeum del 2014 parecía que para el actor no había ningún problema en sentarse entre los uniformados.

Pasaron algunos años de la fotografía de Gerardo Romano en el mismo banco que César Milani en el Tedeum del 2014 y raíz de como se fueron desencadenando las cosas para el ex Jefe del Ejercito durante el Kirchnerismo, ahora todos, incluidos los Kirchneristas, hacen leña del árbol caído.

Y siguiendo con las preguntas ¿Cual es el verdadero relato Kirchnerista? Por que resulta que los militares son malos, pero algunos eran buenos como Milani, pero luego que lo pusieron preso por la desaparición del conscripto “Ledo” todos le soltaron la mano y ahora con Macri en el poder los militares vuelven a ser todos malos. ¿Se pondrán de acuerdo alguna vez “Los Muchachos K”?