Roberto Navarro se puso a llorar cuando habló con Víctor Hugo sobre su despido

El periodista Víctor Hugo Morales habló en forma telefónica en su programa de radio de la mañana con su colega, Roberto Navarro sobre el despido de este último.

Durante la charla con Víctor Hugo, Roberto Navarro acusó al Gobierno de Mauricio Macri de dejarlo sin trabajo y de presionar a las autoridades del canal de noticias C5N para que lo quitasen al periodista de la pantalla televisiva.

También el periodista despedido se comparó con Milagro Sala y Santiago Maldonado y dijo que por culpa de Macri vivimos una democracia “deteriorada”.

Y el momento más fuerte de la entrevista se dio cuando Roberto Navarro contó que fue a habar con las autoridades del canal para que no lo dejaran sin trabajo, ya que él tenía información de primera mano de lo que estaba por suceder.

Dijo Roberto Navarro “Tuve una reunión con el director, Mariano Frutos y acá por ahí está lo más grave de todo lo que ocurrió cuando yo le dije ‘no me dejes sin trabajo’ ehhhh”. Y en ese momento el periodista se quebró y se hizo una pausa de silencio de varios segundos.

Luego se escucho que Roberto Navarro dijo “disculpame” y Víctor Hugo Morales le respondió “tranquilo”. Otra vez el silencio y luego Roberto Navarro retomó el habla y llorando dijo que le había respondido el director del canal “No me pidas que yo vaya preso para nada. Para salvar tu trabajo”.

Finalmente ya repuesto Roberto Navarro expresó “Ese director está en todas las causas penales, que es Mariano Frutos”.

Luego Víctor Hugo Morales retomó la palabra y continuo el reportaje y lo peor ya había pasado para Roberto Navarro que debió estar bajo muchísima presión por estas horas para terminar quebrándose al hablar con su amigo Víctor Hugo Morales.

Sin dudas la valentía que parecía tener Roberto Navarro frente a las cámaras de TV para despotricar contra Mauricio Macri, Gabriela Michetti, Rodríguez Larreta y todo aquel funcionario o persona relacionada con Cambiemos, no la tuvo para afrontar su despido de C5N.

Tal vez el periodista pensó que era una figura clave e inamovible dentro de la programación del canal C5N, pero la única verdad es la realidad, esa que indica que “nadie es imprescindible”, sobre todo en los medios de comunicación.