El piquete más bizarro e indignante que se hizo ayer en Quilmes

Los piquetes en nuestro país son moneda corriente, pero el que ocurrió en el día de ayer en el sur del gran Buenos Aires, es realmente insólito y bizarro a la vez.

Cuando los automovilistas intentaba acceder o bajar desde la autopista Buenos Aires – La Plata, a la altura de la localidad sureña de Quilmes se encontraban que la fuerzas policiales desviaban el tránsito porque unos metros más adelante había un piquete.

Y cuando uno piensa en un piquete lo primero que se le viene a la cabeza es que se trata de organizaciones sociales que están pidiendo por más beneficios, o de sindicalistas que protestan por algún aumento salario o compañero despedido, o incluso de gente a la que le cortaron la luz y en su desesperación salen a cortar calles.

Pero no, el piquete en la localidad de Quilmes no fue llevado a cabo por ninguno de los enumerados más arriba, sino que los protagonistas fueron amigos y familiares de un motochorro que fue muerto en un asalto.

Como el delincuente fue muerto en un intento de asalto por una mujer policía, los familiares y amigos del motochorro salieron a cortar las calles porque desde la morgue judicial tardaban mucho tiempo en entregarles el cuero del fallecido ladrón.

“Mataron al pibito y no lo quieren bajar. Sólo queremos velar el cuerpo y descanse en paz. Bardeó, pero no tenía arma”, dijo uno de los jóvenes que estaba en el piquete.

En el mismo sentido el hermano del motochorro muerto dijo que el cadáver “estuvo todo el día tirado en medio de la calle”, aseguró que su familiar no tenía arma que la mujer policía que le disparó “lo dejó agonizando como a un perro”.

En tanto la mujer policía se encuentra detenida y le tomaron declaración testimonial en la Fiscalía 1 de Quilmes, y la causa fue caratulada como homicidio.

Según lo que se pudo establecer hasta el momento, y faltando aún las pericias y estudios complementarios, los motochorros eran dos, y al momento de producirse el asalto, la mujer policía le dispara a uno de ellos, que posteriormente fallece, y el otro delincuente se dio a la fuga.