Nuestra Solidaridad con Jorge Lanata por lo sucedido en San Luis

El periodista Jorge Lanata viajó esta semana a la provincia de San Luis para elaborar un informe sobre la gestión del Gobernador de esa provincia, Alberto Rodríguez Saá y las cosas se están poniendo pesadas.

Y es que apenas Jorge Lanata pisó la provincia de San Luis dijo en declaraciones a la prensa “Estamos preparando un programa para el domingo. Hay un hecho nuevo de que Rodríguez Saá perdió las PASO y queremos mostrar qué pasa en la provincia”.

En el mismo sentido el periodista de Canal 13 dijo que intentaron contactarse con los hermanos Rodríguez Saá para entrevistarlos, pero ambos se negaron. En una muestra más de que Jorge Lanata quería darle el derecho al Gobernador y su hermano de poder decir lo suyo.

Y las aguas se agitaron en el entorno de los Rodríguez Saá y su gente. Ya a que a nadie le gusta que venga a su propia provincia a hacer una informe periodístico en su contra, sobre todo si se tienen cosas no claras o que se quieren ocultar.

En la últimas horas apareció un audio donde Sonia Abarca, jefa de la campaña política de Adolfo y Alberto Rodríguez Saá, literalmente llamaba a los seguidores de los hermanos Rodríguez Saá y a la militancia a agredir al periodista Jorge Lanata mientras éste se encontrara presente en la provincia de San Luis.

Dice Sonia Abarca en el audio “Compañero y Compañera, escuchen bien lo que les voy a decir. El gordo de Lanata, ni la pincha, ni la fuma. Nosotros tenemos que ser estratégicos. Salimos todos los puntanos a defender al Adolfo y el Alberto. Es muy simple muchachos. Si alguien se quiera meter en tu casa y vos no querés. ¿Que le haces? Lo c… a palo. C… a palo defendiendo San Luis”.

“Es cortita muchachos. No hay que darle bola. No existe ese gordo en San Luis. No existe”. Concluyó el audio de Sonia Abarca donde deja bien en claro que para ella Jorge Lanata no existe y que hay que molerlo a palos porqué hay que defender a los hermanos Rodríguez Saá.

Desde este lugar nos solidarizamos con Jorge Lanata, ya que no está bien que un trabajador de prensa, ni ninguna otra persona sea amenazada. Y si el periodista se encuentra en San Luis haciendo su trabajo, no debe ser molido a palos ni amedrentado por persona alguna que actúe en defensa de los Rodríguez Saá, o en nombre de cualquier otra causa.