Mal fin para el piquetero que fue al banco a cobrar 51 planes sociales

Ésta nota podría haberse titulado, delincuente, tonto y caradura, ya que describe muy bien lo sucedido en la provincia de San Juan con un piquetero que oficiaba de puntero de barrio.

Sucede que el buen hombre fue al banco Hipotecario de San Juan y en compañía de su hija fue sacando dinero de hasta 51 cuentas diferentes, ya que tenía las correspondientes tarjetas de los beneficiarios de los planes sociales.

Como ya era más que evidente que algo raro pasaba, porque no es lo habitual que una persona retirara dinero de tantas cuentas pertenecientes a planes sociales, los empleados de la mencionada entidad bancaria llamaron inmediatamente al 911.

Conclusión: el piquetero terminó en cana. Y su hija también.

Pero lo cosa no termina ahí. El piquetero detenido fue identificado como Romeo Saavedra de 44 años de edad. En su poder tenía 51 tarjetas de débito y $80.000 que ya había logrado retirar del banco Hipotecario de San Juan.

Y cuando decimos que la cosa no termina acá es porque la policía pudo comprobar que el piquetero detenido de apellido Saavedra es hermano de un trabajador estatal de la Gerencia de Empleo del Estado, y precisamente el trabajo de éste consiste en cargar los datos de los beneficiaros de los planes sociales.

Cartón lleno. El hermano carga los datos de quienes deben recibir los planes sociales, y el piquetero cobra por 51 personas de las cuales tiene la tarjeta de debito.

Una vez que se procedió a la detención del piquetero, su hermano pidió dos días de licencia, tal vez porque estará estresado por toda esta situación.

Lo cierto es que el funcionario público todavía no está procesado, ni tiene un sumario interno abierto por lo sucedido, pero se espera que de un momento a otro se informe al Ministerio de Trabajo todo los detalles de lo acontecido.

Según confirmaron efectivos del área de Defraudaciones y Estafas de la Policía de San Juan, el detenido Saavedra relató pertenecer al movimiento social denominado, Asociación  Civil, Unión y Esperanza, y dijo que él estaba sacando el dinero de los 51 beneficiarios de los planes sociales para que estos “no hagan fila”.

Ahora solo falta que se lleve a cabo una exhaustiva investigación que determine si hubo una relación non santa entre los hermanos Saavedra, el que carga los datos de los beneficiarios de planes sociales, y el que cobró los haberes de 51 beneficiarios, la hija de éste y algún que otro puntero que tal vez también andaba en la movida.

Todavía no se sabe que fue del dinero que llegó a retirar Saavedra, si quedó finalmente en manos de los beneficiarios, o si estos perdieron lo que les corresponde de éste mes. O si tales beneficiarios nunca existieron y eran cargados con datos falso por el hermano del piquetero detenido y de ésta forma hacerse de una buena suma de dinero todos los meses.

También habrá que investigar, más allá de los diferentes grados de responsabilidades, en el caso que todos los beneficiarios sean reales, si se vieron obligados a entregar sus tarjeta de débito a los punteros para que estos cobren y luego les den un parte del beneficio. Práctica que es muy habitual en varias zonas de la república Argentina.

Lo cierto es que Saavedra y su hija seguramente recibirán el año nuevo tras las rejas, y tal vez tenga tiempo de reflexionar que lo que hicieron está muy mal, y el piquetero además de ser un verdadero delincuente es un caradura y tonto al ir al banco con 51 tarjetas de débito y pensar que nadie se iba a dar cuenta.

Decí lo pensás!