La pregunta política de Wiñazki a Moria, que la hizo estallar en lo de Mirtha

En el almuerzo del día hoy en el programa que conduce Mirtha Legrand en Canal 13, todo venía desarrollándose más o menos con tranquilidad hasta que el escritor, Miguel Wiñazki, padre del periodista Nicolás Wiñazki, le preguntó a la vedette por su inclinación política.

Miguel Wiñazki le preguntó a Moria Casán “¿Sigue siendo Kirchnerista? Y la vedette tomó de muy mal modo la pregunta, pero de todas formas contestó

Dijo Moria Casán “Nunca fui Kirchnerista”.

Y Miguel Wiñazki le dijo “Ah, me pareció”.

Entonces Moria Casán contraatacó y dijo “¿Por que? ¿Cuál sería de malo si decidiera ser?”.

Miguel Wiñazki le dijo “Nada, es una pregunta?”.

Entonces Moria Casán dijo “No. Yo le voy a explicar que pasa. Yo me flexibilizo y adapto a la circunstancias. Yo no solamente fui anti Kirchnerista. Yo no soy anti nada. Yo soy pro Moria. Nunca espero del estado nada”.

Y continuo la vedette “Me flexibilizo y adapto a la circunstancias. ¿Para que voy a ir en contra de la corriente de lo que elije la mayoría? Cuando surge el Kirchnerismo, la pareja no me gustaba para nada, de hecho no los voté”.

“Cuando se queda ella (Cristina) en el poder, me gusta porque adhiero a la mujer en el poder. Me invitaron para el día de la democracia a cantar el himno y fui”.

Luego, ya más alterada, Moria Casán le dijo a Miguel Wiñazki “¿Sabe los impuestos que yo pago para que en mi país no haya un chico en la calle pidiendo nada? Se me sale toda la plata que gano, en impuestos. Ojalá eso volviera”.

Y ya perdiendo la cadena totalmente y señalándolo con un dejo a Miguel Wiñazki, Moria dijo “Esa frase no tiene nada que ver ‘¿Sigue siendo Kirchnerista?’ ¿Que le importa? ¿Y usted que es?”, preguntó la vedette al escritor.

Y Miguel Wiñazki le respondió “pos moral, que significa no juzgar”.

Moria le retrucó “¿Y entonces por que está juzgando?”.

Y Miguel Wiñazki le contestó “no estoy juzgando, estoy preguntando”.

Luego Mirtha Legrand dijo que pasaban a otro tema, para de esta forma poner paños fríos y dar por terminada la discusión, porqué Moria Casán ya estaba más que alterada. Y todo porque le preguntaron si seguía siendo Kirchnerista.