Después del loco del mortero, llega el loco de los saqueos

La sociedad argentina quedó en estado de shock a ver a un hombre que portaba un mortero casero con el que le disparaba a la policía durante los incidentes del Congreso con motivo de la aprobación de la nueva ley de reforma previsional.

“El loco del Mortero”, tal como fue apodado por los medios de comunicación, aún se encuentra prófugo de la justicia y su abogado está pidiendo garantías para que su cliente se entregue.

Cuando no salimos del asombro por lo visto en Congreso con “El loco del Mortero”, tenemos que dar cuenta de otra persona que actuó como un verdadero demente durante una audiencia judicial.

Todo sucedió en la provincia de Río Negro donde un hombre fue condenado a 15 días de prisión por ser el administrador de un grupo de Whatsapp que organizaba saqueos en la ciudad de Viedma de la mencionada provincia.

Una vez conocida la sentencia que se le aplicó, el hombre que se encontraba sin esposas al lado de su abogado, se levantó, tomo un gran vaso de vidrio que tenía sobre el escritorio y sin mediar palabra se lo arrojó al fiscal, Doctor Peralta, que se encontraba sentado enfrente.

En el video que acompaña esta nota se puede ver como el acusado hace un amague como que va a hacer otra cosa, y toma el vaso y lo hace estallar contra el escritorio del fiscal.

De milagro nomas, el agresor tuvo mala puntería y el vaso de vidrio no impacto de lleno en la humanidad del fiscal, pero se estrelló contra el borde de vidrio del escritorio y las astillas le provocaron un corte en el mentón al mencionado fiscal.

El agresor fue inmediatamente tomado por dos policías que procedieron a esposarlo y retirarlo de la sala. Mientras el hombre se iba insultaba al fiscal y le decía “Sabes, p… andá con tu familia a pasar la navidad”.

El abogado defensor del agresor que fue condenado por organizar saqueos, se quedó paralizado y sin decir ni una sola palabra miraba como la policía se llevaba a su defendido.

Ahora al agresor se le suma a la causa ya que tenía por instigación a cometer delitos, la triple causa por el delito de perturbar el orden, el daño causado y las lesiones que le produjo al fiscal.

Como se puede ver “El loco de los saqueos”, tal cual lo apodaron, la hizo bien completita, primero administraba un grupos de Whatsapp para organizar saqueos, y en segundo lugar, una vez condenado, le arroja un vaso de vidrio que podría haberle provocado heridas graves a un fiscal o hasta inclusiva matarlo.

El grado de locura al que hemos llegado como sociedad hace necesaria una serie de reflexiones para poder entender porque suceden estas cosas como las ocurridas con “El loco del Mortero”, y ahora con “El loco de los saqueos”.

Porque así vamos de mal en peor. Y si queremos una sociedad más justa e igualitaria, debemos empezar por las pequeñas cosas de todos los días, respetando al otro, y respetando las decisiones de la justicia.

Decí lo pensás!