Cuando Edgardo Antoñana había dicho la justa sobre Santiago Maldonado

Durante la noche de ayer nos enteramos de la tristísima noticia que daba cuenta del fallecimiento del periodista y conductor de TN, Edgardo Antoñana quien partió de este mundo víctima de un aneurisma mientras se encontraba en la ciudad de Pinamar.

Se llevaron adelante numerosos homenajes, sobre todo de sus compañeros del canal de noticias TN para recordar a Edgardo Antoñana quien con su particular estilo de “querible gruñón” supo ganarse un lugar en el corazón de los espectadores que todos los fines de semana se despertaban viendo al periodista y conductor en la pantalla chica.

Hoy traemos un video-recuerdo de Edgardo Antoñana cuando se refirió al caso Santiago Maldonado, donde el periodista dice realmente lo que otros callan o comentan en voz baja por temor a decir lo políticamente incorrecto.

Decía Edgardo Antoñana en el mes de Agosto “¿Por que los derechos humanos corren siempre cuando hay un roce político? Esa chica que hace 8 meses que no aparece (Claudia) ¿Por que no vamos también con los derechos humanos? ¿Por que la chica no es concejal? ¿Por que no pertenecía a ningún movimiento?”.

“Las desapariciones tienen que estar todas en boca de los organismos de los derechos humanos. No me importa si es de izquierda o de derecha. O no me importa si es un chica que cuidaba perros. ¿Hasta cuándo vamos a seguir que ustedes solamente tengan una visión?”.

“Quiero que Maldonado aparezca hoy, y también quiero que la chica de los 8 meses aparezca hoy. Pero ustedes no hacen ningún gesto. Ustedes se reúnen por una sola cosa. Siempre con finalidades políticas”.

“Total la pobre piba cuidaba perros y laburaba de payasito divirtiendo pibes. Para ustedes esto no tiene categoría. La categoría de ustedes es cuando tiene alguna resonancia política que en una de esas les puede producir algún beneficio personal”.

“Estos tienen, desaparecido uno, desaparecido dos, desaparecido tres. Después los otros no existen”. Concluía Edgardo Antoñana dejando bien en claro lo que pensaba sobre la actitud de los organismos de derechos humanos que parecen hacer una selección de gente desaparecida y actúan como si algunas personas tendrían más valor que otras, cuando todo somos iguales.