Brancatelli ya salió a hacer campaña apenas confirmaron que el cuerpo encontrado es el de Maldonado

El periodista ultra Kirchnerista, Diego Brancatelli ya salió a hacer campaña y llevar agua para su molino, apenas conocida la noticia que daba cuenta que el hermano de Santiago Maldonado había reconocido que el cuerpo que fuera encontrado en el río Chubut es el del joven artesano desaparecido el 1 de Agosto.

Rápido de reflejos y sin perder un minuto, Diego Brancatelli usó el medio más veloz que hay para comunicarse con la gente, esto es, usó la red social Twitter ya que parece que no podía esperar a las 21hs, horario en que comienza el programa “Intratables” del cual él es panelista y donde puede decir cualquier cosa que se le ocurra, hasta la más descabellada.

Así que el periodista ultra Kirchnerista tomó el teclado y comenzó a disparar munición gruesa contra el Gobierno de Mauricio Macri y pidió la renuncia de la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Escribió Diego Brancatelli en la red social del pajarito “Mis condolencias a toda la familia Maldonado. Estamos con Ustedes. Su dolor es el nuestro.” . “Queremos saber la verdad. Toda la verdad. Lo primero (y que no debemos olvidar) es q todo empezó con una orden de reprimir @PatoBullrich“. “Nos mintieron durante 78 días. Lo demonizaron. Inventaron. Se callaron. Se rieron. Se cag… en la familia Maldonado.” . “Ya renunció @PatoBullrich ? Ya hizo conferencia de Prensa? Ya montó todo un show como hace con los tuiteros? Donde está la Ministra?”.

Y por si esto fuera poco, para finalizar se despachó contra el periodismo ya que para Brancatelli una parte de los trabajadores de prensa manejo mal el caso o en forma malintencionada.

“Colegas complices de la mentira vendieron pescado podrido y jugaron c las esperanzas de la familia. Miserables. Como pueden dormir en paz?”. Escribió Diego Brancatelli en Twitter.

Probablemente lo del periodista ultra Kirchnerista obedece a ciertos intereses que tienen muchos periodista opositores al Gobierno de Mauricio Macri que de cualquier forma quieren llevar agua para su molino, sin importar si se llevan puesta a una ministra o cualquier funcionario, ya que pareciera que para algunos trabajadores de prensa todo vale, inclusive jugar con un muerto.